Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 31 de octubre de 2011

...And then I meet you...

-¿Me has olvidado?
+ Si…
- ¿De verdad?
+ …
- Sabes que quiero que me digas la verdad
+ Vale, ¿quieres saber la verdad? Pues ahí va, atento. No te he olvidado, ¿ya estás contento? no, no te he olvidado ni tan siquiera un poquito, sigo pensando en ti cada vez que me despierto. Sigo notando que a mi vida le falta algo, sigo acordándome de todos esos momentos a tu lado. ¿Quieres más? Escucha. Sabes de sobra que nadie me ha hecho tan feliz como me hiciste tú, que temo el momento en el que te vea y me sienta obligada a darte dos fríos besos y decirte un soso ”hola” cuando antes te hubiera abrazado y besado como si fuese la última vez, como si después se acabara todo. Temo mirarte, y que mis ojos me delaten haciéndote saber lo importantísimo que eres para mi. Temo que sigas rehaciendo tu vida sin mi, y que me lo vallas demostrando cada día, como haces siempre. Odio que me demuestres como te lías con las que quieras, sin importarte mis sentimientos, aún sabiendo que yo te quiero como a nadie, y que no sé vivir sin ti. Que te hecho de menos, necesito tus abrazos, tus caricias, tus besos, te necesito a ti para poder seguir adelante. Que me encantaría volver a esos momentos, en los que me mirabas y sonreías, o me abrazabas por detrás y mientras me cogías las manos y apoyabas tu cabeza en mi hombro. Sí, y sé que te estoy refrescando la memoria simplemente, porque sé que ya para ti esos momentos han muerto, han quedado en el olvido, pero sabes de sobra que eso es sólo para ti, porque yo me acuerdo todos los días, a todas horas. Vale, ya te he sido sincera, te he dicho todo lo que siento, ahora te toca a ti, venga, dímelo, dime que no sientes lo mismo, que lo nuestro se apagó.
- Te quiero.
+ ¿Ves? Estas son las típicas mentiras que me creo, y hacen que te quiera aún más de lo que ya te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario